El futuro es…

…digital. Esta predicción sobre la fotografía de hace algunos años ya es presente, y muchos pensaban que aquella nueva tecnología iba a terminar con la fotografía “analógica”.

Lejos de eso; la fotografía tradicional basada en sales de plata sigue ocupando su propio espacio, se han creado nuevas emulsiones y ha sido acogida por innumerables profesionales y artistas como forma de expresión, herramienta de trabajo y elemento diferenciador en el veloz y actual mundo masivo digital. Los ritmos y los tiempos necesarios para fotografiar en analógico nos ayudan a depurar nuestra mirada y meditar sus sensaciones; en definitiva, «reflexionar»

ahora, más que nunca..el futuro es analógico

LATENTE

Lo LATENTE y el olvido.

Los que amamos la fotografía analógica o fotoquímica solemos utilizar la expresión “imagen latente”.

Con ella nos referimos a ese estado oculto, de olvido, en letargo que permanece la imagen una vez que ha sido acariciada brevemente por la luz , a la espera de ser revelada y hecha visible u olvidada para siempre.

Latente proviene de Lete, hija de Eris –diosa de la discordia–, que en la mitología griega dio nombre al manantial del Olvido, que más tarde se convirtió en la laguna Lete o río Leteo, en cuyas aguas los muertos bebían para olvidar su vida terrestre y no tener recuerdos de ella. Las almas que retornaban a la vida, ya con un nuevo cuerpo, volvían a beber del río Leteo para olvidar lo que habían visto en el mundo de las sombras.

Nuestras imágenes latentes han de ser despertadas del letargo y evitar así el letal abrazo de lo nunca vivido.

TANGENTES Y CURVAS

POLACHROME. TE ECHO DE MENOS

CADUCADO Y MAL REVELADO